Posts Tagged ‘howto linux’

h1

Capítulo VI: Gestión de permisos, usuarios y grupos en Linux

1 agosto 2008

Teniendo presente todo lo anteriormente visto, puede ser buen momento para comenzar con la primera tarea de administración, la de los usuarios del sistema.

Recordamos que ya hemos explicado que en Linux existen dos tipos o perfiles de usuarios: el administrador, o ‘root’, y los usuarios finales.

Para cualquier tarea de administración que tratemos a partir de ahora, será necesario estar logeado como usuario root.

La administración de usuarios en Linux es la referida a la creación y gestión de las cuentas de usuarios, grupos de usuarios, establecimiento de permisos y relaciones entre ambos.

Este tipo de administración la llevaremos a cabo cuando queramos establecer políticas de seguridad en un equipo o en una LAN, o para gestionar servidores del tipo NFS, FTP o WEB.

En este apartado vamos a diferenciar dos tareas básicas: política de permisos y gestión de usuarios.

6.1 Política de permisos en Linux:

Linux es un sistema multiusuario, por lo que necesita de una política de permisos segura y planificada para mantener el sistema seguro.

Un administrador de sistemas Linux debe prestar mucha atención y planificar dicha política de permisos para mantener su sistema seguro.

Podemos hacernos una primera idea de cómo se gestionan los permisos en Linux, haciendo un ‘ls -l’ desde nuestro intérprete de comandos:

[albertux@debian]$ ls -l
total 284
drwxr-xr-x 5 alberto alberto 4096 2007-11-26 17:38 2006r3
drwxr-xr-x 5 root root 4096 2007-09-17 15:48 AlberTUX_LIVE
drwxr-xr-x 3 alberto alberto 4096 2007-04-02 11:38 Beryl
drwxr-xr-x 2 alberto alberto 4096 2007-12-14 15:05 bin
-rw-r–r– 1 alberto alberto 16548 2008-04-03 15:07 CELIA-DSL.odt
drwxr-xr-x 1 alberto alberto 4096 2008-03-27 14:03 COMOs
drwx—— 3 alberto alberto 4096 2008-04-07 15:02 curso-ASL
-rw-r–r– 1 alberto alberto 9490 2008-04-07 13:44 Curso-ASOL.odt

Como vemos, cada línea tiene un formato del estilo:

{T} {rwx} {rwx} {rwx} {N} {usuario} {grupo} {tamaño} {fecha de creación}{nombre}

1er campo T: Nos indica que tipo de archivo es:

– Si es un fichero normal

d Si es un directorio

c Especial de modo carácter (Dispositivo tty, impresora…)

p Pipe

l Enlace simbólico

2º Campo: {rwx}: Nos indica los permisos que tiene el propietario del archivo.

3º Campo {rwx}: Nos indica los permisos que tiene el grupo al que pertenece el archivo.

4º Campo {rwx}: Nos indica los permisos del resto de usuarios. (Otros)

5º Campo {N}: Es el número de archivos/directorios que contiene. Si es un fichero aparecerá 1, si se trata de un directorio aparecerá como mínimo 2 (los directorios ‘.’ y ‘..’ más los que contenga).

6º Campo {usuario}: Indica el nombre del usuario al que pertenece el archivo o directorio.

7º Campo {grupo}: Indica el nombre del grupo al que pertenece el archivo o directorio.

8º Campo {tamaño}: Indica el tamaño.

9º Campo {fecha}: Indica la fecha de creación.

10º Campo {nombre}: Indica su nombre.

6.1.1 Interpretando rwx:

Los grupos de permisos se agrupan de 3 en 3: rwx, donde (r) significa permiso de lectura, (w) permiso de escritura y (x) permisos de ejecución.

Por lo tanto un fichero con esta apariencia:

rwx r-x —

significa que tendrá permisos de lectura, escritura y ejecución para el propietario, permisos de lectura y ejecución para el grupo, y ningún permiso para el resto.

PERMISOS SIGNIFICADO
rwx rwx rwx

Permiso para todos (Muy poco seguro para archivos sin importancia)

rwx r– —

Todos los permisos para el propietario y solo de lectura para el grupo.

r-x — —

Sólo lectura y ejecución para el propietario.

Si nos fijamos en el directorio donde comentamos que estaban los binarios (ejecutables) comunes para todos los usuarios del sistema, directorio /bin, y pedimos un listado con ‘ls -l’ observaremos que todos los binarios tienen una sintaxis como esta:

-rwxr-xr-x 1 root root 3518 2006-09-19 14:38 znew

Todos los binarios son propiedad del root, y el resto de usuarios (nosotros) únicamente podemos leer su contenido y ejecutarlo, algo bastante lógico y seguro, ¿no? Sería poco serio si cualquier usuario pudiese modificar la funcionalidad de este comando.

Que pasaría si a un archivo ejecutable del directorio /bin le diésemos los siguientes permisos:

-rwxr-x–x 1 root root 3518 2006-09-19 14:38 znew

Un usuario cualquiera (excepto root) teóricamente debería poder ejecutarlo, sin embargo, necesita leerlo para interpretarlo (cosa que tiene prohibida), por lo tanto no se ejecutaría.

¿Qué pasaría en este otro caso?

-rwxr-xr– 1 root root 3518 2006-09-19 14:38 znew

Como usuario normal podríamos leer su contenido, pero tampoco podríamos ejecutarlo, ya que carece de permisos de ejecución.

6.1.2 Los permisos en decimal:

Como ya hemos comentado, la operación de administrar una política de seguridad en Linux es una tarea fundamental para un administrador de sistemas.

La única persona que puede cambiar los permisos de un archivo o directorio es su propietario. No hace falta decir, que el root podrá cambiar los permisos de cualquier otro usuario del sistema. Es triste, pero … siempre ha habido clases y clases… en este Sistema Operativo si no eres root, no eres nadie. 😉

Para entender bien como gestionar los permisos, nos interesa recordar cómo es sistema binario. En un sistema BINARIO sólo pueden haber dos valores para cada dígito: ya sea un 0=DESACTIVADO ó un 1=ACTIVADO.

Para representar el número 22 en notación BINARIA lo haríamos como 00010110, notación que se explica según la siguiente tabla:

Posición del BIT:

7

6

5

4

3

2

1

0

Valor Binario:

0

0

0

1

0

1

1

0

Valor Decimal:

128

64

32

16

8

4

2

1

Valores a Sumar:

0

0

0

16

0

4

2

0

Valor Resultante: 16 + 4 + 2=22

Para calcular el valor de un permiso nos basaremos en la sumas de sus valores decimales según esta correspondencia:

r

w

x

Permiso

4

2

1

Valor Decimal

Por lo tanto los posibles valores para un permiso serán:

Permisos

Valor

rwx

7

rw-

6

r-x

5

r–

4

-wx

3

-w-

2

–r

1

0

Lo anterior, aplicado a un fichero que agrupa los permisos en 3 grupos (propietario, grupo y otros), resultaría así.

rwx r-x —
7 5 0

Por lo tanto,

PERMISO

VALOR

rwx rwx rwx

777

rwx r-x r–

754

r-x r– —

540

Teniendo claro esto, ya podemos administrar permisos de forma sencilla utilizando el comando chmod.

6.1.3 Cambiando permisos con chmod:

Lo más habitual es utilizar el comando chmod para administrar permisos, del siguiente modo:

[chmod] [modo] [permisos] [fichero/s]

Como modo sólo veremos elmoro ‘-R’, para cambiar los permisos de un modo recursivo dentro de los directorios.

[albertux@debian]$ chmod -R 755 mi_directorio

[albertux@debian]$ ls -l

[albertux@debian]$
drwxr-xr-x 2 albertux albertux 4096 2007-07-13 13:57 mi_directorio

Otra manera de añadir o quitar permisos, será utilizando estos modos:

a Indica que se aplicará a todos.(all)

u Indica que se aplicará al usuario.(user)

g Indica que se aplicará al grupo.(group)

o Indica que se aplicará a otros.(other)

+ Indica que se añade el permiso.

– Indica que se quita el permiso.

r Indica permiso de lectura.

w Indica permiso de escritura.

x Indica permiso de ejecución.

La manera de aplicar este nuevo método será:

(A quién se aplica) +/ – (Qué permisos aplica)

Aplicando lo anterior, resultarían estas posibles combinaciones:

a+r Permisos de lectura para todos.

+r Igual que antes, si no se indica nada se supone ‘a’.

og-x Quita permiso de ejecución a todos menos al usuario.

u+rwx Da todos los permisos al usuario.

o-rwx Quita los permisos a los otros.

Aplicaremos ‘-R’ (modo recursivo) cuando se trate de directorios:

[albertux@debian]$ chmod -R o-rx mi_directorio

[albertux@debian]$ ls -l

[albertux@debian]$
drwxr-x— 2 albertux albertux 4096 2007-07-13 13:57 mi_directorio

Con estos conceptos básicos ya podremos administrar los permisos de los usuarios de nuestro sistema. El comando ‘chmod’ tiene múltiples opciones, recordad la existencia del comando ‘man’ para conocer más:

[albertux@debian]$ man chmod

6.2 Gestión de Usuarios:

Una vez comprendido cómo cambiar los permisos a los usuarios del sistema, es necesario complementarlo con la gestión de dichos usuarios.

Un administrador de sistemas necesitará crear, modificar, eliminar y gestionar usuarios y grupos de usuarios a nivel global.

En Linux existe un archivo editable que contiene TODA la información acerca de los usuarios creados en nuestro sistema. Lógicamente, su configuración se encontrará en el directorio de configuraciones: /etc

El archivo en cuestión se llama passwd y se localiza en /etc/passwd.

6.2.1 El archivo /etc/passwd:

Gran parte de la seguridad de un sistema Linux, viene por el buen uso del archivo /etc/passwd, ya que es objetivo primario para muchos ataques de crackers (crackers != hackers) (los crackers no son hackers).

En este archivo, existe una línea que contiene toda la información propia por cada usuario existente en la máquina, con una sintaxis parecida a esta:

nombre:clave_encriptada:UID:GID:GECOS:directorio_inicial:intérprete

Ej.: alberto:x:1000:1000:Alberto Reynolds,,,:/home/alberto:/bin/bash

Cada campo está separado por ‘:‘. El campo ‘nombre‘ indica el alias con el que se logea el usuario en el sistema. Seguidamente está la clave encriptada aunque lo que todos encontraréis seguramente es una ‘x’.

Después nos encontramos con el UID y GID, el primero es el identificador de usuario para el sistema y el segundo el identificador de grupo primario al que el usuario pertenece, puesto que un usuario puede pertenecer a muchos grupos.

GECOS es un campo opcional para guardar información. Normalmente contiene el nombre completo del usuario. GECOS significa General Electric Comprehensive Operating System. En este campo podemos poner lo que queramos ya que el sistema no lo usa para ninguna gestión. Se puede omitir sin poner entre los ‘:’ nada, quedando ‘::’.

Posteriormente aparece el directorio inicial es donde empezará el usuario una vez logueado, y seguidamente el interprete de comandos usará (bash, sh, tcsh…).

Si en el campo intérprete encontramos ‘/sbin/nologin’ es un usuario que no puede loguearse, esto tiene sentido ya que el propio sistema tiene usuarios con privilegios para dar servicios al sistema como pueden ser ‘bin’, ‘daemon’, ‘adm’…

El usuario root siempre tiene como UID y como GID un ‘0’, y cualquier usuario que lo tenga tendrá los mismos privilegios que él. Hay que recordar que un usuario sólo puede tener un UID, pero varios usuarios pueden tener el mismo UID.

PELIGRO: Algo totalmente desaconsejable, debido a que puede provocar agujeros de seguridad importantes, es tener algún usuario con UID=0 distinto al root. Si esto ocurre, lo más seguro es que hayas sido atacado por algún, ¿hacker?, bastante cutre.

Normalmente el sistema guarda los UID bajos (por ejemplo por debajo de 500 o por debajo de 1000) para los usuarios del propio sistema, los que necesita para los servicios que ofrece (por ejemplo, si tienes un servidor de ftp lo normal es tener un usuario en el sistema que se llame ‘ftp’), y los UID altos se utilizan para los usuarios normales.

PELIGRO: Si donde debiera aparecer la clave aparece ‘::’, esto indica que no hay clave, y por supuesto, no es nada bueno. Si aparece una ‘x’ es que las claves o la clave de ese usuario están gestionadas en el archivo /etc/shadow ya que la mayoría de los sistemas usan “claves en sombra”.

Esto es debido a que /etc/passwd debe ser visible a todos, porque si no ciertos comandos como puede ser ‘ls’ dejarían de funcionar, y aunque la clave está encriptada no es bueno que se encuentre a la vista por la existencia de programas de fuerza bruta que se dedican a desencriptarlas (el famoso ‘jhon deriper‘ por ejemplo), y cualquier usuario con acceso a nuestro sistema tendría las claves usando dichos programas.

En vez de esto se usa el fichero /etc/shadow, que sólo es visible por root.

No es aconsejable ‘jugar’ con esta información editando y retocando directamente dichos archivos. Para ello existen distintas herramientas que nos ayudarán a gestionar los usuarios y grupos.

6.2.2 Añadiendo usuarios:

Utilizaremos el comando adduser o useradd, desde nuestro interprete de comandos y siendo administrador, root, para añadir usuarios.

Normalmente bastará con la orden adduser nombre_usuario para crear nuevos usuarios, aunque su sintaxis completa será:

addusr [-c comentario] [-d home] [-e fecha] [-f dias] [-g grupo] [-G lista de grupos] [-m [-k template] | -M] [-n] [-o] [-p passwd] [-r][-s shell] [-u uid] usuario

Podremos ‘ahorrarnosmuchas de las opciones, ya que, si no indicamos nada el ‘home’ del usuario se creará por defecto en ‘/home/nombre_del_usuario’, con la estructura del ‘/etc/skell’.

Este, será un usuario indefinido y no se bloqueará por no usarse, tendrá la shell por defecto (normalmente bash), se le asignará un uid automáticamente y se creará un grupo con el mismo nombre.

Normalmente usaremos la forma sencilla:

[debian:/home/alberto]# adduser pepito
Adding user `pepito’ …
Adding new group `pepito’ (1001) …
Adding new user `pepito’ (1001) with group `pepito’ …
Creating home directory `/home/pepito’ …
Copying files from `/etc/skel’ …
Enter new UNIX password:

Si preferimos personalizar o forzar algún campo, utilizaremos la sintaxis completa:

addusr [-c comentario] [-d home] [-e fecha] [-f dias] [-g grupo] [-G lista de grupos] [-m [-k template] | -M] [-n] [-o] [-p passwd] [-r][-s shell] [-u uid] usuario

Donde:

[-c comentario]: Pondremos el comentario que queremos en el campo GECOS.

[-d home]: Directorio home (el de inicio) de la cuenta.

[-e fecha]: fecha en formato año-mes-día en que la cuenta caduca y se bloquea.

[-f dias]: Número de días en los que la cuenta se bloqueará si no se usa.

[-g grupo]: Nombre del grupo primario. Ojo el grupo debe ya existir.

[-G lista de grupos]: Listado de grupos al que el usuario pertenecerá.

[-m [-k template] | -M] -m: Crea el directorio home de la cuenta si es que no existe ya. Con -k usa el directorio template para crear el directorio home o sea que copia lo de template al home, en caso contrario se copia / etc/skell. Si en vez de -m ponemos -M el directorio no es creado.

[-n]: Añade un grupo con el mismo nombre que el usuario

[-o]: Permite crear usuarios con uid duplicada.

[-p passwd]: Añade el password al usuario.

[-r]: Se usa para crear un usuario del sistema.

[-s shell]: Indica que shell

[-u uid]: Indicamos que uid queremos.

Para saber más…

[albertux@debian]$ man adduser

NOTA: Podemos modificar la estructura del /home del usuario, modificando el /etc/skell del sistema.

6.2.3 Modificando usuarios:

Como comentamos anteriormente, existen herramientas para evitar modificar el archivo /etc/passwd ‘a mano’. El comando usermod nos permitirá hacer estos cambios de esta manera:

usermod [-c comentario] [-d home] [-e fecha] [-f dias] [-g grupo] [-G lista de grupos] [-m] [-n] [-p passwd] [-s shell] [-u uid [-o] ] usuario [-L | -U] usuario

El significado de los parámetros es el mismo que en el anterior comando, así que no necesitan explicación, salvo dos nuevos:

-L Bloquea la cuenta de usuario.

-U La desbloquea.

Cambiaremos por ejemplo una contraseña así:

[debian:/home/alberto]# usermod -p nueva_clave pepito

Y bloquearemos la cuenta de ‘pepito’ de este modo:

[debian:/home/alberto]# usermod -L pepito

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ oman usermod

NOTA: Un usuario puede cambiarse su propia contraseña utilizando la orden passwd. No hace falta molestar al administrador del sistema para esto.

[alberTUX@debian]$ passwd
Changing password for alberto
(current) UNIX password:

6.2.4 Eliminando usuarios:

Llegó el momento de eliminar usuarios que ya no pintan nada en nuestro sistema. Ya es sabido por todos que es mucho más fácil destruir que crear. En este caso bastará con aplicar el comando deluser o userdel.

Aquí tenéis un ejemplo:

[debian:/home/alberto]# deluser -R pepito

Con la opción ‘-R’ eliminará el directorio home del usuario; sin esta opción se limitará a eliminar únicamente la cuenta de usuario, dejando el home intacto.

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man deluser

6.2.5 Añadiendo nuevos grupos:

Ahora toca administrar los grupos de usuarios. Cada usuario pertenece como mínimo a un grupo, (su grupo principal de usuario), aunque podrá pertenecer a varios grupos más.

Existen ciertos grupos del sistema, tales como grupo root, grupo bin… y por lo general, salvo raras excepciones, los usuarios nunca deben pertenecer a ninguno de esos grupos.

Para los grupos existe igualmente un archivo de configuración /etc/group, al que por supuesto debemos proteger y cuidar como hacemos con /etc/passwd.

El fichero de shadow para los grupos es ‘/etc/gshadow‘, e igual que en los usuarios sólo es accesible por el root.

El formato de ‘/etc/group’ es el siguiente:

nombre_grupo:clave:GID:lista de usuarios miembros

Aunque en el campo clave aparezca una ‘x’ al igual que pasaba con /etc/passwd, no quiere decir que cada grupo tenga una clave. Si miramos el archivo /etc/gshadow veremos que casi todos los campos están vacíos, es decir, no existe ninguna clave.

Para añadir un grupo utilizaremos el comando addgroup o groupadd. Al igual que anteriormente, existirá el modo ‘rápido’ y el modo ‘personalizado’.

Modo rápido:

[debian:/home/alberto]# addgroup migrupo
Adding group `migrupo’ (GID 1002) …
Hecho.

Modo personalizado:

groupadd [-g gid [-o]] [-r] [-f] [nombre del grupo]

Donde:

-g indica explícitamente el GID del grupo.

-o no obliga a que el identificador de grupo sea único, cosa totalmente desaconsejable.

-r para crear un grupo del sistema.

-f hace que groupadd no de error si el grupo ya existe.

Para saber más…

[alberTUX@debian]$man groupadd

6.2.6 Modificando grupos:

Llegará el momento de que surja la necesidad de modificar algún grupo existente. Utilizaremos para ello el comando modgroup:

groupmod [-g gid [-o]] [-n group_name ] [nombre-del-grupo]

Vamos a cambiar el nombre del grupo ‘tarde’ a grupo ‘noche’:

[debian:/home/alberto]# groupmod -n tarde noche
groupadd noche

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man groupmod

6.2.7 Eliminando grupos:

Por último, vamos a ver como se eliminan los grupos de usuarios que ya no necesitamos. Utilizaremos para ello el comando groupdel o delgroup:

[debian:/home/alberto]# groupdel noche

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man groupdel

6.3 Cómo cambiar de propietario y grupo a nuestros ficheros:

Queda ahora conocer como hacer propietario de un archivo o directorio a un usuario, o hacer que este fichero sea propiedad de un grupo.

Para ello existen los comandos chown y chgrp.

El primero cambia de propietario a un fichero existente de esta forma:

[chown] [usuario] [archivo]

Si por ejemplo tenemos un fichero llamado ‘prueba.sh’ propiedad de ‘alberto’:

[debian:/home/alberto]# ls -l |grep prueba.sh
-rw-r–r– 1 alberto alberto 2 2008-04-10 15:41 prueba.sh

y queremos que su propietario pase a ser ‘root’, haremos:

[debian:/home/alberto]# chown root prueba.sh

Vemos el resultado…

[debian:/home/alberto]# ls -l |grep prueba.sh
-rw-r–r– 1 root alberto 2 2008-04-10 15:41 prueba.sh

Si queremos aplicar esto a directorios, simplemente añadiremos la opción ‘-R‘ para que lo haga de modo recursivo:

[chown] -R [usuario] [directorio]

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man chown

Para cambiar de grupo a un fichero utilizaremos el comando “chgrp de este modo:

[chgrp] [grupo] [archivo]

Si por ejemplo tenemos un fichero llamado ‘prueba.sh’ perteneciente al grupo ‘alberto’:

[debian:/home/alberto]# ls -l |grep prueba.sh
-rw-r–r– 1 root alberto 2 2008-04-10 15:41 prueba.sh

y queremos que su grupo principal sea ‘root’, haremos:

[debian:/home/alberto]# chgrp root prueba.sh

Vemos el resultado…

[debian:/home/alberto]# ls -l |grep prueba.sh
-rw-r–r– 1 root root 2 2008-04-10 15:41 prueba.sh

Al igual que antes, añadiremos la opción ‘-R‘ para que lo haga de modo recursivo:

[chgrp] -R [grupo] [directorio]

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man chgrp

6.4 Otros comandos útiles:

Otros comando útiles para un administrador relativos a la gestión de usuarios pueden ser los comandos users y groups.

Users nos indica qué usuarios se encuentran validados en el sistema. Muy útil cuando trabajamos en una máquina compartida o un servidor,

Groups nos indica los grupos a los que pertenece un usuario:

[debian:/home/alberto]# groups root
root : root

Para saber más…

[alberTUX@debian]$ man users
[alberTUX@debian]$ man group

Esta obra está protegida por la Licencia Creative Commons, bajo las condiciones de: Reconocimiento – No comercial – Compartir igual: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos. No se puede obtener ningún beneficio comercial y las obras derivadas tienen que estar bajo los mismos términos de licencia que el trabajo original.

ReconocimientoReconocimiento (Attribution): El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceras personas si se muestra en los créditos.

No comercialNo Comercial (Non commercial): El material original y los trabajos derivados pueden ser distribuidos, copiados y exhibidos mientras su uso no sea comercial.

Compartir IgualCompartir Igual (Share alike): El material creado por un artista puede ser modificado y distribuido pero bajo la misma licencia que el material original.

Podéis descargar este capítulo en formato PDF, desde aquí.
Para ver los capítulos anteriores: pincha aquí.
Resto de Posts de estos capítulos: http://albertux.es/?s=capitulo

Versión: 1.0
Autor: Alberto Reynolds Moreno.
alberto.reynolds[@]gmail.com
Revisión: Isabel Rueda Rodríguez
rueda.isabel[@]gmail.com

Anuncios
h1

Capítulo V: Primeras tareas de administración desde la consola Linux

16 junio 2008

Seguimos en este capítulo tratando, a modo de puente, el tema del intérprete de comandos, para enlazar con las primeras ordenes de administración desde una consola o terminal.

Como ya hemos visto anteriormente, el intérprete de comandos será ese terminal donde un administrador de sistemas Linux pasará la mayor parte del su tiempo de trabajo, así que, merece la pena volver a hablar de él.

El intérprete de comandos es el equivalente al MS-DOS de Microsoft, aunque en realidad, es bastante más potente, pero creados con la misma finalidad. Existen diferentes intérpretes de comandos en Linux, los más conocidos son: bash y sh.

Recordemos que al abrir un intérprete de comandos, nos encontraremos con un prompt (solicitud) parecido al siguiente:

[albertux@debian]$

Por lo general, el intérprete de comandos aparecerá de la siguiente forma: nombre_usuario@nombre_máquina, seguido de $ o #.

El símbolo $ significa que soy un usuario final (sin privilegios), mientras que el símbolo # nos avisa de que tenemos abierta una sesión como ‘root’.

Para pasar de usuario normal a ‘root’, basta con teclear la palabra ‘su’ y hacer intro para introducir la clave de administrador. Para salir teclearemos la palabra ‘exit’ y para cambiar a cualquier otro usuario del sistema escribiremos ‘su nombre_del_usuario’.

[albertux@debian]$ su
contraseña:

Nota: Los sistemas Unix/Linux son case sensitive, es decir, diferencian ente mayúsculas y minúsculas, por lo que no será lo mismo teclear ‘su’ que ‘SU’.

5.1 Personalizando nuestro bash:

Vamos a utilizar bash como nuestro intérprete de comandos a usar. Podremos personalizar este intérprete de comandos, del modo que más útil nos sea.

Ejecutando el comando ‘alias -p‘, veremos cómo lo tenemos definido.

[albertux@debian]$ alias -p
alias l = ‘ls -CF’
alias la = ‘la -A’

alias ll = ‘ls -l’
alias ls = ‘ls –color=auto’

El archivo donde configurar nuestro bash se llama ‘bashrc’ y está oculto en cada /home de usuario. Podemos editarlo con cualquier editor de textos.

[albertux@debian]$ nano /home/usuario/.bashrc

Si nos fijamos, existen definidos cierto alias que hacen referencia a una orden concreta. Según la configuración anterior, si tecleo en mi intérprete de comandos la orden ‘la‘, este alias ejecutará el comando ‘ls -A‘, cuyo ejecución provoca un listado de todos los archivos y directorios, incluido los ocultos.

Según esto, nosotros podremos incluir alias a nuestro antojo, y según nuestras necesidades.

Un ejemplo curioso podría ser el crearnos un alias que nos mostrara todos los procesos que están ejecutándose en mi sistema. Para ello, editaremos este archivo y crearemos el alias ‘procesos‘ el cuál realizará la orden: ‘ps aux

alias procesos = ‘ps aux’

Únicamente bastará con reiniciar mi consola o terminal para ver el resultado.

5.2 Colección de comandos I:

Una vez estamos algo más familiarizados con nuestro intérprete de comandos, es buen momento para comenzar a conocer algunos comandos básicos que me permitan administrar mi máquina.

El comando por excelencia y más importante de todos es el comando ‘man‘. Este comando es la base y guía del resto de comandos, ya que nos ayudará a conocer la sintaxis correcta y opciones de cualquier otro comando.

Anteriormente hemos usado en nuestro alias el comando ‘ps‘. Si queremos conocer la sintaxis y el resto de opciones para este comando haremos:

[albertux@debian]$ man ps

Un intérprete de comandos no tiene sentido si no sabemos sacarle su “jugo”, es decir, nos interesa conocer una serie de comandos básicos para darle funcionalidad.

Fuente: www.tiraecol.net

5.2.1 Los relativos a directorios y archivos:

Recordemos antes un poco, cómo es el árbol de directorios de Linux:

Como vemos, todo pasa por el directorio raíz, el directorio /. La orden para movernos de un directorio a a otro será: cdy su sintaxis básica es la siguiente:

cd /ruta/del/directorio

Podemos usar la ruta absoluta (partiendo del directorio raíz) o la ruta relativa. Imaginemos que estamos en el directorio /home y queremos llegar a un subdirectorio llamado usuario1.

Podemos utilizar la ruta absoluta:

[albertux@debian]$ cd /home/usuario1

o utilizar la ruta relativa: (en el caso de estar ya en /home sería):

[albertux@debian]$ cd usuario1

Al estar ya situados en el directorio /home, no es necesario pasar antes por el directorio raíz (/), ni por home, directamente apuntaremos al directorio de destino.

Sería un error estando en ‘/home’ escribir ‘cd /usuario1′, ya que estamos intentando llegar a un directorio llamado ‘usuario1’ que no cuelga del directorio raíz ‘/’, sino del directorio ‘home’.

Nota: En caso de no saber exactamente en qué directorio estamos es más recomendable utilizar siempre la ruta absoluta.

Dentro de todo directorio existen dos directorios especiales que son ‘.‘ y ‘..‘.

El primero hace referencia al directorio actual, es decir, si haces ‘cd .‘ te quedas donde estás (el directorio especial ‘.’ ).

El segundo hace referencia al directorio padre, o sea, si estamos en /home/usuario1 y hacemos ‘cd ..‘ terminaremos en /home.

[albertux@debian]$ cd .
[albertux@debian]$ cd ..

Si nos hemos perdido por movernos entre tantos directorios… ¡¡que no cunda el pánico!!, tenemos el maravilloso comando “pwd” que nos “chiva” donde estamos situados.

[albertux@debian]$ pwd

[albertux@debian]$ /home/usuario1/documentos

Algunos comandos básicos para comenzar a manejar nuestro intérprete de comandos pueden ser:

COMANDO

ACCIÓN

ls

Igual que el dir. Listado de archivos y directorios.

Ej.: ls -la (muestra los ocultos y con detalles)

cp

Copia archivos. Con -R copia en modo recursivo los directorios:

Ej.: cp -R /home/usuario1 /home/usuario2

mv

Mueve directorios y archivos:

Ej.: mv /home/usuario1 /tmp

rm

Elimina archivos. Con -R elimina directorios de modo recursivo:

Ej.: rm -R /tmp/directorio

mkdir

Crea un directorio nuevo:

Ej.: mkdir mi_directorio

df

Nos indica la cantidad de espacio de disco ocupado:

Ej.: df -h

Como ya hemos dicho antes, TODOS los comandos pueden apoyarse en el comando ‘man‘ para obtener su ayuda.

5.2.2 Los relativos a procesos, usuarios y grupos:

Podemos utilizar diferentes comandos de manera útil con diferentes finalidades.

Por ejemplo el comando ‘cat nos da la posibilidad de pasar a un archivo el contenido de una salida.

[albertux@debian]$ cat > compra-para-barbacoa.txt
patatas fritas
vino
cervezas
cocacola
panceta
pan

Esto nos guardará en el archivo ‘compra-para-barbacoa.txt’ toda la lista anteriormente escrita.

Para verlo:

[albertux@debian]$ cat compra-para-barbacoa.txt

O cualquier otro editor de textos bajo terminal, por ejemplo:

[albertux@debian]$ nano compra-para-barbacoa.txt

Utilizaremos la opción ‘>>‘ para sobrescribir sobre lo anterior sin borrar nada.

Se nos olvidaba lo básico…

[albertux@debian]$ cat compra-para-barbacoa.txt
carbón

PROCESOS:

Interesante también es el uso del comando ‘ps‘, que nos mostrará los procesos que están corriendo en nuestro sistema. Para saber más:

[albertux@debian]$ man ps

Así vemos que con ‘ps aux‘ nos muestra todos los procesos y sus PID (Identificador de Procesos). Si recordamos este comando es el que utilizamos en el alias ‘procesos’ anteriormente.

Si queremos guardar este listado de procesos en un archivo de texto ‘procesos.txt‘, ya sabemos como hacerlo:

[albertux@debian]$ ps aux > procesos.txt

Recordando más…

Para renombrarlo:

[albertux@debian]$ mv procesos.txt procesos-activos.txt

Para borrarlo:

[albertux@debian]$ rm procesos.txt

Otro comando interesante es el comando ‘grep‘ que nos ayudará en muchas ocasiones para filtrar y buscar una cadena determinada.

Imaginemos que quiero buscar el proceso que está ejecutando mi navegador web mozilla (iceweasel). Para ello combinaremos ‘ps y ‘grep‘ con las famosas tuberías (|) de este modo:

[albertux@debian]$ ps aux | grep iceweasel
usuario1 1787 0.0 3332 760 pts/0 R+ 12:02 0:00 grep iceweasel

Vemos que el PID de su proceso es el 1787. Imaginemos que como administrador vemos que este proceso nos ha fallado o nos está dando problemas. Podemos matarlo con la orden ‘kill‘.

[albertux@debian]$ kill 1787

Otros comandos muy útiles para un administrador de Linux son los relativos a la gestión de permisos, usuarios y grupos de archivos y directorios:

COMANDO:

ACCIÓN:

chmod

Cambia los permisos de un archivo. Con ‘-R’ los hará de modo recursivo a los directorios.

Ej.: chmod -R 755 procesos.txt

chown

Cambia de propietario a un archivo. Con ‘-R’ lo aplica de modo recursivo a los directorios.

Ej.: chown -R alberto /home/alberto

chgrp

Cambia de grupo a un archivo. Con ‘-R’ lo aplica de modo recursivo a los directorios.

Ej.: chgrp -R www-data /home/alberto

adduser

Añade un nuevo usuario.

deluser

Elimina un usuario existente.

addgroup

Añade un nuevo grupo de usuarios.

delgroup

Elimina un grupo de usuarios ya existente.

En sucesivos capítulos trataremos con más profundidad la administración de usuarios, grupos y permisos para mantener una política de seguridad precisa en nuestros equipos.

Esta obra está protegida por la Licencia Creative Commons, bajo las condiciones de: Reconocimiento – No comercial – Compartir igual: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos. No se puede obtener ningún beneficio comercial y las obras derivadas tienen que estar bajo los mismos términos de licencia que el trabajo original.

ReconocimientoReconocimiento (Attribution): El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceras personas si se muestra en los créditos.

No comercialNo Comercial (Non commercial): El material original y los trabajos derivados pueden ser distribuidos, copiados y exhibidos mientras su uso no sea comercial.

Compartir IgualCompartir Igual (Share alike): El material creado por un artista puede ser modificado y distribuido pero bajo la misma licencia que el material original.

Podéis descargar este capítulo en formato PDF, desde aquí.
Para ver los capítulos anteriores: pincha aquí.
Resto de Posts de estos capítulos: http://albertux.es/?s=capitulo

Versión: 1.0
Autor: Alberto Reynolds Moreno.
alberto.reynolds[@]gmail.com
Revisión: Isabel Rueda Rodríguez
rueda.isabel[@]gmail.com

h1

Capítulo III: La instalación

18 mayo 2008

¡¡Llega el momento de la verdad!! La primera tarea administrativa que veremos será la de cómo preparar una instalación de Linux y en qué debemos fijarnos.

A partir de este capítulo, deberemos tener en cuenta una serie de premisas. Este manual trata de ser, como ya sabemos, una guía para administradores de Sistemas Operativos Linux, por lo tanto:

  • Nos basaremos, a lo largo de toda la guía, en la distribución de Linux Debian. (Ver Apartado: 1.6 – Capítulo: Aterrizando en el planeta de los pingüinos).

  • La mayoría de los servidores Linux no cuentan con un entorno gráfico instalado (algo bastante lógico). Como administrador Linux, en muchas ocasiones, nos encontrarnos con máquinas remotas sin escritorio, o con un fallo en su servidor gráfico que no nos permite administrar el equipo “a golpe de ratón o con herramientas gráficas amigables”. De ahí que esta guía trate de explicar en su mayor parte cómo administrar Linux desde una terminal, para saber cómo actuar en estos casos.

Teniendo en cuenta lo anterior… comencemos con la primera de las tareas: la preinstalación o planificación de una instalación.

Fuente: www.tiraecol.net

3.1 Planificando la instalación:

Antes de comenzar a torear, o en su defecto, antes de instalar un Sistema Operativo nuevo debemos decir la frase…: “Virgencita, virgencita que me quede como estoy” y preguntarnos distintas cuestiones:

  • ¿Realmente necesito instalar un nuevo Sistema Operativo? Si sólo tengo M$ Windows, la respuesta es clara:¡SÍ!

  • ¿Conocemos bien el equipo donde lo vamos a instalar? Necesitamos conocer bien su hardware: tipo de disco duro (ide/scsi), capacidad y particiones, modelo de la tarjeta de red, tarjeta gráfica, memoria del equipo…

  • ¿Con qué medios contamos? Vamos a instalar un CD, un USB, un DVD … ¿Tenemos lectores para estos dispositivos soportados con Linux para empezar la instalación?

  • ¿Hay otros Sistemas Operativos instalados ya? Lo normal es encontrarnos con otro u otros Windows ya instalados; lo ideal sería tener un disco duro virgen.

  • ¿Conozco los datos de red del equipo? ¿DHCP? Dirección IP, máscara de red, DNS, nombre de la máquina…

  • ¿Sé entrar en la BIOS? ¿Tiene contraseña? (esperemos que si) ¿Tengo bien establecido el orden del boot loader? Necesito que en primer lugar aparezca la unidad que contiene la imagen del Sistema Operativo a instalar, ej.: CD-ROM.

Nota: Linux puede convivir con cualquier otro Sistema Operativo y respeta lo que ya hay instalado, gestores de arranque anteriores, etc. En el caso de Windows esto no suele suceder.

Recordatorio: instalar Windows antes que Linux siempre.

Si tenemos controlado todo esto, sólo queda asegurarnos que la corriente eléctrica no nos fallará y podemos ir pensando que hacer durante la instalación… ¿Un café?

3.2 Las particiones: el punto crítico de una instalación:

A la hora de realizar la instalación de cualquier Sistema Operativo, nos encontramos con un paso crítico: conocer las particiones y tipos de sistemas de archivos que hay en nuestro disco duro.

Tal y como comentamos anteriormente, lo ideal sería encontrarnos con un disco duro virgen (distinto que vacío).

Debemos tener claro cuántos discos duros tenemos, capacidades, tipos (IDE/SCSI), configuración (Maestro/Esclavo) y conocer la diferencia entre disco duro con espacio libre y disco duro con espacio sin formatear, qué es una partición lógica o primaria…

Para una instalación necesitaremos espacio en disco duro virgen (sin formatear) y no debemos confundirlo con espacio de disco duro libre (éste es el principal motivo de una instalación desastrosa).

Un disco duro virgen es aquel que cuenta con un sistema de archivos sin formato. Cada Sistema Operativo tiene un sistema de archivos propio y no deben mezclarse con los de otros Sistemas Operativos.

Windows posee sistema de archivos como FAT16, FAT32 o NTFS.

Linux tiene sistema de archivos como ext2, ext3 o swap.

Para instalar Linux necesitamos por lo tanto darle a nuestro disco duro un sistema de archivo ext2 o ext3 y swap.

Existen herramientas libres para realizar estas tareas, como ‘gparted’, y herramientas desde consola como ‘fdisk’ para tener claro este punto anterior.

3.3 Cómo reconoce Linux a mis dispositivos:

Es necesario conocer la forma en que Linux reconoce los discos duros y particiones que existen en nuestro equipo.

DISPOSITIVO

DENOMINACIÓN

PARTICIÓN

1ª Controladora Disco Maestro

/dev/hda

hda1,hda2….hda5…

1ª Controladora Disco Esclavo

hdb

hdb1,hdb2,hdb3….

2ª Controladora Disco Maestro

hdc

hdc1,hdc2,hdc3…

2ª Controladora Disco Esclavo

hdd

hdd1,hdd2,hdd3…

Disco SCSI 1º

sda

sda1,sda2,sda3…

Disco SCSI 2º

sdb

sdb1,sdb2,sdb3…

Otros dispositivos a tener en cuenta en una instalación son:

/dev/psaux – Si el ratón esta en el puerto PS/2
/dev/ttyS0
– Si el ratón esta en el primer puerto serie

/dev/ttyS1
– Si el ratón esta en el segundo puerto serie
/dev/sdbX – Si el ratón esta en el puerto usb X

Un paso importante en la instalación será la creación de las cuentas de usuario.

En Linux existen dos tipos diferente de usuarios, el usuario root, que será el administrador y el único con permisos para configurar dispositivos, crear usuarios, configurar la red, instalar y desinstalar programas… y los usuarios finales.

A la hora de la instalación elige una contraseña “dura” para el usuario root, evita claves como “root”, nombre de personas, etc. e intenta mezclar números y letras, mayúsculas y minúsculas.

La contraseña de root sólo debe conocerla el administrador del sistema. Crearemos tantas cuentas de usuarios finales como personas necesiten trabajar con el equipo.

NOTA: nunca trabajes validado como ‘root’, salvo cuando realices tareas de administrador. Un error en una sesión de ‘root’ puede provocar deterioros importantes en el sistema.

Teniendo todo lo anterior presente, la instalación es tan fácil como ir seleccionando los valores que nos pide en cada momento.

Esta obra está protegida por la Licencia Creative Commons, bajo las condiciones de: Reconocimiento – No comercial – Compartir igual: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos. No se puede obtener ningún beneficio comercial y las obras derivadas tienen que estar bajo los mismos términos de licencia que el trabajo original.

ReconocimientoReconocimiento (Attribution): El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceras personas si se muestra en los créditos.

No comercialNo Comercial (Non commercial): El material original y los trabajos derivados pueden ser distribuidos, copiados y exhibidos mientras su uso no sea comercial.

Compartir IgualCompartir Igual (Share alike): El material creado por un artista puede ser modificado y distribuido pero bajo la misma licencia que el material original.

Podéis descargar este capítulo en formato PDF, desde aquí.
Para ver los capítulos anteriores: pincha aquí.
Resto de Posts de estos capítulos: http://albertux.es/?s=capitulo

Versión: 1.0
Autor: Alberto Reynolds Moreno.
alberto.reynolds@gmail.com
Revisión: Isabel Rueda Rodríguez
rueda.isabel@gmail.com

h1

Capítulo I:El planeta de los pingüinos.

27 abril 2008

Hacía meses que me planteaba hacer esto: publicar una guía de administración del sistema operativo Linux.

En esta primera entrada, pues… un poquito de introducción al planeta de los pingüinos, qué es Linux, qué es el Software Libre, por qué usar Linux, dónde lo consigo, qué libertades tengo, qué obligaciones …

Hoy en día, el uso de Linux comienza a tener más adictos, y comienza a sonar entre los usuarios de “a pié“, pero en ocasiones con algún que otro fallo conceptual. ¿Es gratuito el Software Libre? ¿Es verdad que no hay virus para Linux? ¿Es Linux un Sistema operativo sólo de hackers y frikis?

En esta primera entrega, intentaré explicar de la mejor manera posible todo esto, espero que os guste 😉

1.1 Pongámonos en situación: Linux, un Sistema Operativo Libre:

Antes de comenzar y meternos a fondo con esta guía de Administración de Linux, es interesante situarnos y conocer el ambiente en el que vamos a trabajar. Lo primero a tener en cuenta es que, al hablar de Linux, hablamos de un Sistema Operativo.

En informática hay dos grandes palabras muy utilizadas frecuentemente: Hardware y Software. Para ir al grano, la persona que mejor me supo explicar la diferencia entre estas dos palabras, comentó que: Hardware es “todo lo que podemos tirar al suelo, pisar, romper…” todo lo demás es Software. 😉

Parece absurdo pero es una buena definición, por lo menos para empezar a situarnos. Hardware será un monitor, una impresora, una CPU, un disco duro, una tarjeta de red o de vídeo, un ratón… y Software será todo lo intangible, “lo que no puedo tirar contra el suelo y pisar”, aplicaciones y programas informáticos. El software principal sobre el que se asienta el resto de aplicaciones será lo que llamamos Sistema Operativo.

Los Sistemas Operativos podemos encontrarlos en cualquier dispositivo que funcione con un microprocesador: teléfonos móviles, pda, reproductores mp3, ordenadores…

Ya sabemos que Linux es un Sistema Operativo, pero… ¿Libre? ¿Qué significa eso de libre?

Muchas personas creen entender el significado de Software Libre. En ocasiones, al preguntar si alguien sabe decirnos qué es eso de Linux y el Software Libre, nos encontramos con respuestas del tipo: “es un sistema operativo que es gratis” o “es el software que no tiene licencias”.

¡¡La primera en la frente!! ¿Gratis? ¿Quién dijo gratis? ¿Sin licencias? Empezaremos corrigiendo estas falsas afirmaciones:

Primera: Existe una creencia arraigada y, por supuesto, totalmente falsa que califica al Software Libre como software gratuito.

El software libre no tiene por qué ser gratuito, aun cuando puedas conseguirlo gratuitamente. El mal entendido viene de la tradución del inglés al español de la palabra “Free Software”. La palabra ‘free‘ puede traducirse como ‘libre‘ o ‘gratis‘.

It’s a free country = Es un país libre
Free beer = Cerveza gratis

En nuestro caso, al hablar de Linux como Software Libre nos referimos a la primera opción, la de libertad. Pero… ¿libertad para que?

La libertad a la que nos referimos es la quenos concede la licencia GPL.

Segunda: por lo tanto, vemos que tampoco es cierto la segunda de las afirmaciones anteriores. El Software Libre SÍ tiene licencia.

El software privativo tiene licencias de uso bastante restrictivas, es decir, pagamos una licencia que nos permitirá únicamente usar ese software, sin tener ningún otro derecho sobre él, ni siquiera el de propiedad.

Por el contrario el Software Libre se ampara bajo la licencia GPL, la cual ofrece cuatro libertades básicas y necesarias a la hora de hablar de software, conocimento o desarrollo.

Estas cuatro libertades son:

Libertad de uso: podemos utilizar el programa, con cualquier propósito;

Libertad de estudiar su funcionamiento y adaptarlo a las necesidades;

Libertad para distribuir copias, con lo que se puede ayudar a otros;

Libertad para mejorar el programa y hacer públicas las mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie.

Para cumplir la segunda y última libertad, el tener acceso al código fuente es un requisito previo.

Por lo tanto, será totalmente legal cobrar por ofrecer Software Libre, de hecho, existe un gran número de distribuciones que son comerciales. No se trata de un pago por licencia de uso, como ocurre con los productos de Microsoft, sino que se paga en contraprestación por un soporte y mantenimiento que un usuario normal no suele utilizar pero sí generalmente empresas.

1.2 Otros falsos mitos y leyendas:

Linux sólo es para hackers y programadores: Desde su lanzamiento, Linux ha sido utilizado generalmente por usuarios con conocimientos avanzados, universidades y grupos de desarrolladores, pero con el paso del tiempo, han ido apareciendo distribuciones para usuarios de escritorios como Ubuntu o para colegios y educación como LinEx.

Hoy en día, cualquier distribución de Linux cuenta con un escritorio de calidad incluso superior a lo conocido en Windows. Escritorios 3D, suites ofimáticas, herramientas de Internet, Multimedia, …

Linux es difícil: como decíamos antes, el ser humano es contrario al cambio, por lo tanto, será cuestión de tiempo y de usar Linux con más frecuencia para ver que se trata de una cuestión de tiempo.

Linux es seguro: la seguridad, en el 100% de las ocasiones, dependerá del usuario administrador que lo gestione. Un sistema mal mantenido o mal configurado es algo bastante vulnerable. Linux es tan seguro como nosotros responsables.

En Linux no existen virus: un virus simplemente es un programa informático con una finalidad, hacer daño, por lo tanto será tan sencillo como dedicarle cinco minutos para crear un ejecutable para Linux, que por ejemplo, tenga la función de formatear mi disco duro.

Lo que sí es cierto, es que en Linux existen muchos muchos menos virus que en sistemas operativos como Windows, debido principalmente, por ser Linux una plataforma minoritaria. Sólo en el 10% de los hogares se utiliza Linux como sistema operativo principal, de ahí que interese más crear virus que ataquen alotro 90%. Cuestión de números.

La segunda razón, es que para que un ejecutable Linux haga daño, necesita privilegios de administrador para ejecutarse. Si un usuario distinto al administrador ejecuta un supuuesto virus, sólo afectará a sus propios archivos, nunca a los del sistema. De esto deducimos que nunca debemos trabajar como administradores (root) si no vamos a realizar tareas administrativas.

1.3 Qué puedo y no puedo hacer con software libre:

Como ya hemos comentado antes, los derechos que tenemos con el software libre los dicta la licencia GPL. Podemos copiarlo, modificarlo e incluso redistribuirlo y cobrar por ello si quisiéramos (otra cosa es que nos paguen), pero bajo unas obligaciones: se tiene que ofrecer libremente su código fuente, respetar la licencia y las notas de autor, siendo ilegal apropiarse de ese código.

Si tú modificas algo con licencia GPL el nuevo código será forzosamente GPL (otra cosa es que uses código propietario apoyado en GPL) y, evidentemente, tú serás el autor de ese código que añades.

Para una mejor información lee la propia GPL, es un poco pesada, pero bueno.

Nota: software abierto no es lo mismo que software libre, con un software abierto puedes ver su código pero no tienen que cumplirse los otros derechos.

1.4 Características de Linux:

Linux, ofrece ciertas características sólo propias de un sistema operativo potente. Éstas son:

Multitarea: puede ejecutar de forma eficaz varios procesos o tareas a la vez. Una cosa es decirlo y otra hacerlo. Muchos sistemas operativos dicen ser multitarea, Linux realmente lo es.

Multiusuario: cualquier Linux puede tener muchos usuarios concurrentemente usándolo en tiempo real y sin ningún programa añadido, ya sea por consolas virtuales, sesiones remotas o terminales.

Multiprocesador: es capaz de gestionar dos o más procesadores a la vez.

Soportado por múltiples arquitecturas: ¿conoces alguna arquitectura de computador? Seguro que ya hay una versión de Linux para ella. En la siguiente URL, podrás comprobar todas las arquitecturas de procesador soportadas por Debian:

ftp://ftp.de.debian.org/debian/dists/lenny/main

1.5 Dónde conseguir GNU/Linux:

Podrás obtener cualquier distribución de Linux de diferentes maneras: puede copiártela un conocido, puedes descargarla de Internet desde webs como www.linuxiso.org, servidores de ftp, o en cualquier revista especializada.

Si lo que queréis es probar una distribucion Linux sin necesidad de instalarla, podéis probar una distribución LiveCD.

Esta obra está protegida por la Licencia Creative Commons, bajo las condiciones de: Reconocimiento – No comercial – Compartir igual: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos. No se puede obtener ningún beneficio comercial y las obras derivadas tienen que estar bajo los mismos términos de licencia que el trabajo original.

ReconocimientoReconocimiento (Attribution): El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceras personas si se muestra en los créditos.

No comercialNo Comercial (Non commercial): El material original y los trabajos derivados pueden ser distribuidos, copiados y exhibidos mientras su uso no sea comercial.

Compartir IgualCompartir Igual (Share alike): El material creado por un artista puede ser modificado y distribuido pero bajo la misma licencia que el material original.

Tienes la versión completa de este capítulo en formato PDF, Aquí lo tienes
Resto de Posts de estos capítulos:
http://albertux.es/?s=capitulo

Autor: Alberto Reynolds Moreno.
alberto.reynolds[arroba]gmail.com
Revisión: Isabel Rueda Rodríguez
rueda.isabel
[arroba]gmail.com